Siempre me han llamado la atención las diferencias que existen en la posición que cada uno adoptamos al ponernos al volante. Hay personas que van completamente tumbadas, en plan «sofá- manta- peli». Por otro lado tenemos la posición antagónica, esa en la que parece que están mirando el morro del coche para aparcar con el volante metido en el pecho.  Cierto es que, en esas formas de sentarnos, pensamos sobre todo en nuestra comodidad, pero hay una serie de reglas básicas a tener en cuenta.

He encontrado un vídeo donde se muestra cuál es la forma correcta de sentarnos, de regular el asiento y el volante para que, no solo, sea una posición cómoda, sino también segura.

Dentro Vídeo¡¡